Cómo mantener la casa fresca en verano

 

Ahora llega el verano y con él los días de más calor del año. Estar cómodos y frescos en nuestro piso o casa es muy importante para todos. A veces el ventilador y el aire acondicionado no son suficientes en esta difícil misión. Por ello, os mostramos algunos trucos para bajar unos grados la temperatura del interior y mantener la casa fresca.

Trucos para refrescar la casa en verano

Estos prácticos consejos ayudarán al aire acondicionado y al ventilador en su labor de mantener la casa fresca en verano. Aquí mostramos algunos sencillos métodos para enfriar la temperatura de tu hogar durante la estación más calurosa del año:

 1- Mantén bajadas las persianas

Este es un viejo truco que nunca falla. Tener las persianas bajadas y las cortinas echadas durante las horas del día de más calor hará que no se caliente el aire que hay dentro de la habitación. Además, si tienes la posibilidad de echar el toldo todavía será una barrera más eficaz para impedir que entre el calor exterior. Un dato curioso es que hasta un 30% del calor puede provenir de las ventanas.

 

2- Apaga los electrodomésticos o utilízalos por la noche

Aunque nos puede parecer una cosa menor, todos los electrodomésticos desprenden calor. En verano evita, en la medida de lo posible, utilizar con mucha frecuencia electrodomésticos como el lavavajillas, el horno o la secadora ya que éstos desprenden mucho calor. Una buena alternativa es utilizarlos por la noche.

 

3- Cambia las bombillas, fuera las luces incandescentes

Otra manera efectiva de mantener la casa fresca en verano es cambiar las bombillas. Si tienes bombillas incandescentes es importante que las cambies por bombillas LED. Esto se debe a que las bombitas incandescentes gastan un 90% de su energía en el calor que emiten. Además de que las bombillas LED dan menos calor, también ahorraras en la factura de la luz, puesto que son de bajo consumo.

 

4- Haz que el ventilador de techo gire en sentido contrario

Si tienes un ventilador de techo en casa regúlalo para que gire en sentido contrario de las agujas del reloj. Esto se llama la función inversa y hace que las palas impulsen el aire hacia arriba provocando que el aire caliente se mueve de manera lateral. De esta manera también se hará un efecto brisa muy confortable.

 

5 – Pon tejidos de verano en casa

Deshazte de moquetas y de ropa de cama gruesa. Opta por usar tejidos de algodón o satén de colores claros. Así tendrás sensación de menos calor. Esta es una manera sencilla de mantener la casa fresca en verano.

 

6 – Abre las ventanas por la noche

En los meses de verano las temperaturas por la noche son más bajas, por lo que es una buena opción dejar las ventanas abiertas. Además, puedes crear una corriente de aire con el ventilador de forma que, entre aire fresco, pero no te de directamente.

 

7- Riega para refrescar

Si tienes jardín, patio o porche es importante que lo riegues de forma abundante al atardecer. Con esto notarás un alivio casi instantáneo ya que eliminaras el calor que se acumula en el suelo.

 

8- Láminas solares sobre los cristales

Estas láminas reflejan la luz y, por lo tanto, el calor que entra por las ventanas. Con esto conseguirás reducir en un 80% el calor y estar mucho más fresco en casa.

 

Siguiendo estos consejos notarás como podrás reducir la temperatura y mantener tu casa fresca en verano. Sentirse cómodo y a gusto en el hogar es de vital importancia.