Decorar con fibras naturales

 

La cantidad de tiempo y de momentos compartidos en nuestro hogar nos obligan a que el bienestar en casa sea uno de los objetivos prioritarios. A cualquier elemento de la misma debemos darle importancia para que, en definitiva, conformen el hábitat que deseamos que nos acompañe cada día. En ese sentido, las fibras naturales se están posicionando como una opción de plenas garantías a la hora del diseño, de la decoración y de las funcionalidades de la casa.

Y es que las fibras naturales aportan un sello personal y distintivo. Una esencia natural y original que cuadra con el respeto al medio ambiente y la preocupación por el devenir de las generaciones presentes y futuras. ¿Dispuesto a conocer todos los detalles sobre sus principales características? ¿Sabes qué elementos decorativos y qué mobiliario tendrías a tu alcance?

Adaptación a diferentes escenarios y funciones

Una de las propiedades más destacadas de las fibras naturales radica en su fantástica versatilidad. ¿En qué sentido? La evolución de estas texturas ha desembocado en que cada vez formen parte de más zonas dentro de la casa. Ya que con anterioridad quedaban relegadas sobre todo a los espacios exteriores. Y es que en ese progreso las fibras naturales han ido ganando adeptos, ya que pueden potenciar la generación de un clima cálido y rústico. O por el contrario, también pueden proporcionar un equilibrio a diseños más modernos y atrevidos. ¡Tú decides cómo decorar tu casa!

Amplia oferta de texturas sostenibles

Otra de las características a resaltar radica en la variabilidad de texturas naturales, desde los conocidos mimbre y bambú hasta el ratán, el sisal o el yute. Sus diferencias y matices entre sí hacen que siempre sea posible satisfacer las necesidades que se tengan en la decoración del hogar. Además, su apuesta y elección suponen un guiño ecológico gracias a su marcada sostenibilidad. Ya que proceden de especies vegetales abundantes y, como elemento añadido, pueden ser recicladas con bastante facilidad.

Experimenta con elementos decorativos

Para los más escépticos, la incursión en el mundo de las fibras naturales se ve muy facilitada gracias a su variada presencia en los elementos decorativos del hogar. Conforman decisiones mucho más fáciles de tomar, como la adquisición de una lámpara o de un cojín, que te permitirán experimentar y adentrarte en un mundo que rápidamente te atrapará. Otra opción podría ser el uso de las cestas de mimbre como lugar para guardar lo que desees. Una alfombra en el hall de entrada a tu casa para dar una acogida cálida a tus visitas o la utilización de un puf que decore y sirva de asiento cómodo y relajado en zonas de uso común. ¡Todo lo que imagines!

Ve un paso más allá con el mobiliario

Y para los más decididos, el gran mobiliario también acoge y se aprovecha de los diseños y las funciones de las fibras naturales. Un salón moderno y con tecnología punta se presta a un mueble de textura natural que aporte un toque retro y vintage. El comedor de tu casa también puede quedar decorado con mesas y sillas de fibra natural que brinden un clima positivo y de tranquilidad.

Encuentra entre nuestros inmuebles y es sus espacios este tipo de materiales integrados en la decoración creando un ambiente acogedor y natural. ¡Contacta con Marcove !