consejos para mantener tu casa fresca en verano

Consejos para mantener tu casa fresca en verano

¿Te gustaría conocer unos cuantos consejos para mantener tu casa fresca en verano? Entonces, no puedes perderte este artículo. Descubrirás trucos muy fáciles de poner en práctica y que te permitirán disfrutar aún más de la que para muchos es la mejor época del año.

 

¿Qué consejos para mantener tu casa fresca en verano debes aplicar?

Los consejos para mantener tu casa fresca en verano te ayudarán no solo a disfrutar de un ambiente más agradable, sino también para ahorrar en aire acondicionado. Por eso, toma nota de todos ellos y después no dejes de ponerlos en práctica:

  • Persianas. Bajar las persianas de la casa te ayudará a evitar que el calor entre en tu hogar o al menos a reducir la cantidad. Si lo haces, notarás cómo baja la temperatura en tu vivienda.
  • Ventanas. Lo mismo que has visto en el caso de las persianas, se puede aplicar a las ventanas. Es cierto que mantener las ventanas abiertas puede permitir que entre algo de frescor en tu hogar si hay viento, pero en la mayoría de los casos lo único que conseguirás es que entre más calor. 
  • Habitaciones. En casi todas las viviendas hay habitaciones más cálidas que otras, por eso, es importante que mantengas cerradas las puertas de las diferentes estancias para que el calor no vaya de una a otra. Incluso es posible que en una habituación te interese tener las ventanas cerradas y las persianas bajadas, mientras que en otras lo ideal sea todo lo contrario. Con las puertas cerradas podrás beneficiarte de esa mejor temperatura. 
  • Cama. Es muy importante que tanto tu colchón como tus sábanas y tu almohada sean los más adecuados para mantenerte fresco durante la noche. Apuesta por productos indicados para estos meses del año, que te ayuden a reducir la sensación de calor mientras descansas. No olvides que las altas temperaturas pueden dificultar conciliar el sueño, así que intenta poner de tu parte para conseguir el mejor ambiente posible.  
  • Ventanas abiertas y persianas subidas. Si durante el día la recomendación es mantener las ventanas cerradas y las persianas bajadas, durante la noche el consejo es el contrario. Por la noche las temperaturas suelen bajar y además si hay algo de viento, se pueden formar corrientes muy agradables. 
  • Aparatos eléctricos. Los aparatos eléctricos son una gran fuente de calor. Así que el consejo está claro, intenta minimizar su uso en los momentos de más calor. Sobre todo, el horno o la cocina, quizás sea mejor aprovechar para consumir platos fríos, como ensaladas. 
  • Plantas. Tener plantas en casa es una gran idea durante todo el año y lo es aún más en verano. Te ayudarán a disfrutar de un ambiente más fresco. 
  • Ducha. Algo tan sencillo como una ducha con agua templada te refrescará y si terminas con agua fría, el efecto será todavía mayor. 

Pon en práctica todos los consejos para mantener tu casa fresca en verano y seguro que disfrutas de los que para muchos son los mejores meses del año.