Bienestar en casa y el concepto Hygge

hygge

Nuestro hogar debe ser un refugio y el sitio dónde desconectamos del día a día. Es un lugar para disfrutar de uno mismo y de la familia. Debido a la situación actual que estamos viviendo, son muchas las horas que pasamos en casa y sentirse a gusto en ella se ha vuelto más importante que nunca. A esta sensación de calidez y confort en el hogar los daneses lo llamen «hygge».  En el siguiente artículo es detallamos 5 consejos para lograr o reforzar el bienestar en casa.

Práctica la filosofía hygge

¿Qué es el hygge? Este es un concepto danés que sirve para expresar la sensación de confort, calidez y calma que experimentamos cuando estamos a gusto en casa desconectando del mundo exterior. Es esa sensación de bienestar y satisfacción que nos dan las pequeñas cosas.

A continuación, os damos algunos consejos para conseguir este “hygge” y que nuestro hogar sea nuestro mejor refugio.

 1- La importancia de los colores

Los colores influyen en nuestro ánimo, es recomendable utilizar colores que transmitan energía positiva. Por ejemplo, una habitación de color rojo incita al nerviosismo, por lo contario, los colores claros como el azul producen sensación de paz y calma. El color amarillo es popularmente conocido por incentivar la creatividad.

La presencia de muchos colores hace perder capacidad de atención, aunque la monocromía puede ser aburrida.

Combinar la paleta de colores y añadir elementos textiles y decorativos es la clave para que tus paredes transmitan

 

2- La ventilación y el buen olor

Debemos tener la casa siempre ventilada, tenemos que dejar las ventanas abiertas durante al menos 15 minutos. De este modo renovaremos el aire y nos libraremos de los malos olores.

 

3- Todo en orden

Sin duda una casa ordenada es el mejor aliado contra el estrés. No solo por la satisfacción de tener una estancia ordenada, sino que en el día a día encontrarás todos tus objetos rápidamente. Intenta no tener demasiados elementos decorativos innecesarios que puedan entorpecer en el orden. Recuerda que el «hygge» se basa en la calma y la cómodidad del hogar.

 

4- La importancia de la iluminación

No hay nada mejor que la luz natural. Según estudios el sol mejora nuestro estado de ánimo ya que aumentan nuestros niveles de serotonina, además, nos da energía y mejora el metabolismo. Por lo tanto, dejar que en nuestras habitaciones entre la luz natural es sinónimo de bienestar. Si esto lo completas con colores claros en las paredes y espejos multiplicarás este efecto.

Obviamente, no siempre es posible disponer de luz artificial por lo que debemos escoger a luz artificial perfecta. Tanto en las habitaciones como en el salón es aconsejable poner luz cálida para lograr un efecto más íntimo. Las luces frías están pensadas para cocina y baños ya que están más asociadas a la higiene.

Para lo más pequeños de la casa utilizando las guirnaldas de luces crearemos un ambiente muy especial y le daremos un toque muy original a sus habitaciones.

 

5- Crea tu rincón favorito

Tener un rincón solo para ti es importante para desconectar y descansar del mundo exterior. No hace falta que sea un espacio muy amplio, puede ser un rincón para leer, coser, etc, un espacio dónde disfrutes de tus cosas. Al fin y al cabo, un lugar dónde te sientas a gusto.

 

Poniendo en práctica estos consejos lograrás encontrar el “hygge” y sentir que tu hogar es tu lugar favorito en el mundo.